Bonsai Menorca archive

Tag : bonsai (14)

VI Concurso Nacional Luis Vallejo MMBA

Categories: Blog Bonsai Menorca
Comments: 1 Comment
Published on: 16 noviembre, 2012

Alcobendas 2012

 

Otro año más, a pesar de las restricciones presupuestarias, Luis Vallejo ha conseguido realizar la VII edición del Concurso Nacional Museo Municipal de Bonsái Alcobendas.

Y otra vez más ha conseguido superarse. Ésta ha sido, sin duda, la mejor exposición de bonsái celebrada jamás en España. A los árboles participantes en el concurso, hay que añadir una veintena de árboles premiados en anteriores ediciones, lo que ha hecho que el nivel global de la exposición fuera extraordinario.

 

También considero un acierto separar la exposición del museo. A pesar del poco espacio de pasillo, la presentación ha sido mejor que nunca. Unos estantes algo más bajos que de lo usual en España, y el fondo más alto de lo habitual ha permitido enmarcar adecuadamente todo tipo de árboles, ya fueran grandes o pequeños. Los fondos lisos, negro y gris, resaltaban correctamente las formas y texturas de los árboles. En definitiva, una puesta en escena digna de Japón.

Las demostraciones de este año han ido a cargo de artistas nacionales. Creo que ésta ha sido una decisión correcta, ya que en una demostración poco se aprende, y especialmente cuando el artista es japonés y modela un árbol que difícilmente caerá en nuestras manos. Por lo contrario, los españoles han trabajado especies autóctonas explicando detalles de cultivo y técnicas de modelado específicas para esos árboles, siendo realmente didácticas. Gabi, Andrés, Erasmo, Luis Vila y el Tim, Luis y Jorge, Alex y Julio, han ofrecido una proximidad de la que suelen carecer otros artistas extranjeros, generándose un clima cómplice entre asistentes y demostradores del cual nos hemos beneficiado todos.

Otro aspecto que me gustaría destacar es la colección del mueso. La mano de Mario Komsta empieza a notarse. Los árboles cada día son mejores y ya no es solo una colección de especies trabajadas como bonsái, sino que es en sí misma, una de las mejores colecciones de Europa.

El concurso……

Ha habido muchas críticas sobre el reparto de premios. Está bien discrepar, de hecho yo no entiendo alguno de los premios, pero hemos de tener en cuenta que los jueces han sido dos. A uno lo conocemos muy bien, sabemos su modo de ver los árboles y qué tiene importancia para él y qué no la tiene. En cambio del otro, no conocemos árboles suyos ni cuáles son sus preferencias. Por lo que no sabemos cuál ha sido el reparto entre ambos criterios. Con esto quiero decir que sí se ve el ojo de Mario detrás de los premios, y que ya sabíamos que él era el juez antes de participar. Por eso mismo, no nos hemos de rasgar las vestiduras porque haya actuado de acuerdo con su forma de ver el bonsái. Probablemente Mario sea el que más sabe de bonsái en Europa, y el que más se acerca a la visión de un maestro japonés. La diferencia es que él vive aquí, y no se impresiona por nuestros yamadori como lo hará un maestro japonés. Los ve a diario. Seguramente si en lugar de él, el juez, hubiese sido japonés, el resultado sería otro. Y esto no contradice nada. Del mismo modo que yo, mediterráneo recalcitrante, me sorprendo cada vez que veo un arce vestido de otoño mientras ellos no le dan importancia, los japoneses se sorprenden de cómo nuestra salvaje naturaleza ha modelado nuestros yamadori. Bien, ahora tenemos a alguien aquí que no se sorprende por estos árboles, y sí ve, en cambio,  carencias en madurez y refinamiento que nosotros, desgraciadamente, pasamos de alto.

En otros concursos sí he podido ver decisiones arbitrarias, como en la última Ginkgo, donde se concedían premios en orden inverso a los que se habían dado durante la selección, y por el mismo juez. O árboles premiados simplemente por ser de amigos, sin la mínima estructura de formación . Pero éste no ha sido el caso. Quien conozca a Mario sabe que es un “cabezón”, presa de sus convicciones y que a pesar de ganarse enemigos, es capaz de expresar su opinión le pese a quien le pese.

No me gusta que la mitad de los premiados sean japoneses. Cierto. Creo que Luis Vallejo debería volver a los árboles autóctonos, del mismo modo creo que precisamente ha sido esa exigencia la ha llevado al bonsái español al nivel de hoy en día. Pero esto no tiene nada que ver con el juicio. Si en el concurso hay árboles japoneses trabajados durante una o más generaciones, es fácil prever que sean éstos los que se lleven los premios.

Los Shohin se han llevado más premios que nunca en Alcobendas. Cierto también. Pero el grado de madurez exigible a nuestros árboles en un concurso como éste, es más fácil de conseguir con árboles pequeños que con grandes árboles, por mucho que me gusten a mí los grandes.

Creo sinceramente que debemos aceptar esta lección de humildad y ponernos a trabajar para que en la próxima edición, sea quien sea el juez, no nos pueda tirar de las orejas por no haber hecho nuestro trabajo.

Quisiera agradecer públicamente a mis dos asistentes durante mi demostración por su ayuda. Gracias a David Ruiz y a Daniel Rubia, sois unos cracs!!!

Staff Escola de Bonsai Menorca

Glucosa exógena en bonsái

Categories: Blog Bonsai Menorca
Comments: 5 Comments
Published on: 6 junio, 2012

Glucosa exógena en bonsái

Análisis crítico sobre el uso de la glucosa en bonsái

 

glucosa en bonsái

 

La utilización de la glucosa vía foliar en bonsái, últimamente,  es un tema recurrente al que he contestado en numerosas consultas privadas.

Comento aquí  lo mismo que a los demás; la glucosa no es más que un carbohidrato que, en principio, “puede” aportar energía a las plantas aplicado vía foliar.

“Puede”.

La absorción del carbohidrato va a depender de otros factores metabólicos, y el único efecto esperado ha de ser el enriquecimiento de la savia descendente.

Por tanto, “puede” ser útil para mejorar la calidad de los frutos, su contenido en azúcares,  y poco más.

Aplicarlos de forma sistemática no tiene ningún sentido, ya que no intervienen de ningún modo en la formación de tejidos, ni en la elongación de las células, que es en definitiva lo que nos interesa a nosotros.

De hecho, la única bibliografía que he encontrado de algún estudio científico serio sobre el uso de monosacáridos es este:

http://www.pubhort.org/actahort/books/594/594_34.htm

Según sus conclusiones finales,  sí se produce una mejora en la producción de los frutos, pero es tan insignificante que no merece la pena.

Analizando el estudio desde nuestro punto de vista (en bonsái), podría ser interesante su utilización si repercutiera en el aumento de energía libre en la planta. Pero si se analiza el retorno de energía de la glucosa aplicada, realmente es irrelevante. Cualquier tratamiento con L-aminoácidos libres o polisacáridos en lugar de monosacáridos, obtendrá unos resultados energéticos infinitamente superiores al de la glucosa.

La teoría de estas pruebas tiene su lógica, ya que la glucosa es la energía que utilizan las células. El problema es que es una molécula muy pequeña y soluble, por lo que su presencia en grandes cantidades daría problemas osmóticos y sería incompatible con la integridad de las células. Por ello, las plantas (y los seres vivos en general) mantienen mínimas cantidades y muy controladas de glucosa libre, siendo lo más habitual su acumulación en forma de polímero. La concentración osmótica depende del número de moléculas, y no de su tamaño, por lo que en forma de polisacárido puede llegar a almacenar grandes cantidades de glucosa sin problemas. Ej el almidón, el glucógeno, etc.

Entendería el uso de polisacáridos, ya que estos sí actuarán donde se necesitan.

Por tanto, aplicar directamente glucosa en la circulación de savia de la planta no tiene mucho sentido.

El efecto esperado en la glucosa es el que desde hace décadas se consigue en fruticultura y horticultura intensiva aplicando productos con base de L-aminoácidos libres y polisacáridos, como pueden ser los extractos de algas. No olvidemos que los alginatos son polisacáridos matriciales de fácil absorción.

Así que para mí, el uso de la glucosa es un acto de fe ya que carece de base científica. Pero si crees que te irá bien, seguro que lo hará.

Bonsái Actual

Categories: Blog Bonsai Menorca
Comments: 1 Comment
Published on: 1 mayo, 2012

Bonsái Actual 145-PortadaCon la dirección de la revista Bonsái Actual, comienzo una nueva etapa en mi vida profesional en el bonsái. Ha sido curioso ver la diversidad de reacciones de compañeros y amigos. Unos que me dicen “no sabes dónde te metes. Otros que “tendrás que luchar con las miserias humanas”, como si no llevara años haciéndolo. Que si esto, que si aquello,….

Si a uno no le apetece, no se mete en un “fregao” así. Eso es evidente. Nadie me obliga, y lo hago consciente del reto que significa.

Son muchos años de andadura paralela. La revista y yo somos “maduros”, o como diría mi hija, “viejos”. Ambos hemos cambiado radicalmente en estos años. La revista nació cuando no había ninguna información sobre el bonsái. Era para nosotros la Biblia en fascículos. Los primeros números lograron un récord de ventas de coladores de plástico en España. Todo lo que salía en ella, lo debíamos probar.

Esas épocas de descubrimientos y de experimentación dieron paso a las de tomar consciencia del bonsái. Recuerdo mi viaje a Inglaterra, al Congreso Mundial de Bonsái en Birmingham, junto a quien era su director entonces, Jorge Penalba. Creo que era en 1991. Allí recibimos una lección magistral por parte de los japoneses Saburo Kato, y John Naka. No debíamos imitar lo que ellos hacían, sino entenderlo. Bonsái Actual ha contribuido a este entendimiento, más que cualquier otro medio.

Y justo en esos momentos, cuando Internet lo invade todo con “expertos” hablando de lo que desconocen, y toneladas de información producto de “copiar y pegar”, creo que una revista rigurosa, capaz de argumentar lo que muestra, y con unos objetivos de contenidos de calidad claros, es más necesaria que nunca.

Espero teneros a mi lado en esta nueva aventura

Abono orgánico vs Abono químico en Bonsái

Categories: Blog Bonsai Menorca
Comments: 1 Comment
Published on: 16 julio, 2011

Abono orgánico vs Abono químico en Bonsái

Opinión personal y crítica sobre el uso de las bolitas de abono orgánico japonesas en bonsai

He recibido muchas consultas acerca de la utilización conjunta de los productos Nutritech con los abonos orgánicos japoneses (Anagokoro, Biogold, etc).
Los que me conocéis y habéis realizado algún curso o taller conmigo, sabéis mi postura sobre estas “bolitas”.
Antes de explicarla, quisiera recordar que España es una de las potencias mundiales en investigación sobre abonos y fertilización vegetal. Somos líderes tanto en tecnología como en “know how”. Y es ésta una ciencia en constante evolución que no para de avanzar, adaptándose a las exigencias de una sociedad cada vez más exigente en el respeto al medio ambiente.Abonos Nutritech
Que nosotros, herederos de esta riquísima cultura en fertilizantes, estemos utilizando productos arcaicos para abonar nuestros bonsai no deja de ser una incongruencia.
Naka nos enseñaba cómo mezclar diferentes harinas de origen vegetal y/o animal para fabricar las “bolitas”. Eran los años 70, y no había la facilidad de acceso a productos de formulación optimizada para bonsái.
Otra incongruencia es el uso de tierras prácticamente estériles y libres de materia orgánica mientras exigimos a mismo tiempo, que los abonos sean de origen orgánico.
Cabe recordar que la materia orgánica no es de ninguna manera alimento directo para las plantas. La degradación de esta materia orgánica libera a la rizosfera elementos químicos básicos que sí son asimilados por la raíz. Pero para ello precisan que la flora bacteriana haga su trabajo descomponiéndola. Esto implica una gran actividad microbiana alrededor de las bolitas. Esta actividad puede ser positiva por la liberación de nutrientes, pero por otro lado produce fermentaciones indeseadas y pone al abasto de numerosos insectos una fuente de alimento (gusanos, larvas, mosquitos…..)
Para evitar estos “daños colaterales” de las bolitas, los fabricantes japoneses han modificado su composición realizando una segunda fermentación de las materias primas. Esto evita en parte fermentaciones posteriores, aunque no de forma definitiva. Para eliminar los molestos gusanos y larvas, le añaden pequeñas cantidades de insecticida. En definitiva, han de ir añadiendo parches para que el uso de estos productos llegue a ser práctico y efectivo.
Supongo que si viviera en Japón, Holanda, Reino Unido, Bélgica, etc., podría llegar a ser partidario de su uso. El clima influye de forma directa en la eficacia de las bolitas. Para que se produzca una liberación constante de nutrientes al suelo, es necesario una humedad relativa estable, lluvias no muy abundantes pero frecuentes, y una temperatura suave.
Ahora situémonos en el Mediterráneo. Humedad ambiental muy cambiante, puede pasar en ciertas zonas del 85% al 15% en un día. Temperaturas superiores a los 30º en prácticamente toda la temporada de crecimiento. Poca frecuencia en las lluvias y precipitaciones superiores a los 15mm la mayoría de las veces.
Qué provoca en las bolitas nuestro clima comparándolo con el japonés? Que la capa exterior se seque creando una costra impermeable. La alta temperatura favorecerá la liberación de elementos muy solubles de forma rápida (Nitrógeno), bloqueando en cambio otros como el fósforo y algunos microelementos.
Entonces, porqué usamos estas dichosas bolitas? Porque lo hacen Kimura, Kobayashi, Suzuki,……. Y si queremos árboles como los suyos parece que debemos utilizar sus productos. Menuda estupidez!!!!!
En el bonsai occidental hay un enorme desconocimiento sobre nutrición vegetal. Y dejamos la alimentación de nuestros árboles en manos de las bolitas creyendo que ellas son inteligentes y serán capaces de prever sus necesidades de forma óptima. Esto se denomina “fe”, no conocimiento: “La fe es el consuelo de los ignorantes”
Hasta tal punto llegan estas supersticiones que basta que un reconocido maestro japonés diga en una revista que “clavar clavos de hierro en el suelo favorece la alimentación”. Nada más erróneo. Precisamente el hierro tiene un ciclo muy estudiado en la alimentación vegetal, y un clavo liberará hierro en forma de óxido, estado en el que no es asimilable por la planta. Pero bastó ese comentario en la revista para que en Occidente llenase de clavos su bonsái. Eso sí, sin que sus propietarios puedan razonar en forma alguna cuál es su función concreta. Y conociendo la capacidad comercial de Japón, pronto nos venderán clavos específicos para bonsái.

Saludos,

Toni
 

Artículo sobre los L-Aminoácidos en Bonsai Actual

Categories: Blog Bonsai Menorca
Comments: No Comments
Published on: 15 abril, 2011
Bonsai Actual 139
Bonsai Actual 139

En este número 139 de la revista Bonsai Actual, publico un artículo sobre los L-aminoácidos y sus usos en bonsái.
Espero que sea de vuestro interés, y que pueda despejar algunas de las dudas habituales sobre los productos a base de aminoácidos.

aminoacidos
L-Aminoácidos

 

Solidaridad con Isao Omachi

Categories: Blog Bonsai Menorca
Comments: No Comments
Published on: 15 marzo, 2011

Solidaridad con Isao Omachi

Isao Omachi es una estrella en ascenso del Bonsai en Japón. Vivía y trabajaba en la  población de Yamada-cho, en la Prefectura de Iwate, con su esposa, sus dos hijas y sus padres. El reciente maremoto no logró cobrar sus vidas afortunadamente pero todo lo demás que poseen sí. Perdieron todo, su casa, todas sus pertenencias, incluyendo una de las colecciones más asombrosas de bonsai en Japón. Ahora necesitan nuestra ayuda pero la necesitan ahora. Gambatte en japonés significa: "buena suerte!" o " haz lo mejor". Lo mejor que podemos hacer es donar dinero, es nuestra única opción como amigos en el Bonsai. 3 cuentas bancarias serán pronto abiertas y estaremos listos para recibir tus donaciones: 1 en Europa, 1 en Estados Unidos, 1 en Japón y una cuenta PAYPAL que podemos usar para hacer nuestras donaciones, no importa lo pequeña que sea, la necesitan para poder reconstruir sus vidas. Estoy seguro de que la familia de Omachi compartirá lo que podremos recoger con familiares y amigos necesitados. Ayúdanos a ayudarles. No esperes, por favor, no esperes! Gracias de antemano.
Es hora de ayudar a una familia que comparte nuestra misma pasión por el Bonsai, es hora de actuar a pesar de cuán difícil sea nuestra situación económica, no tiene comparación con lo que están pasando nuestro amigo Isao Omachi y su familia!

Marco Invernizzi está recogiendo las donaciones para Isao Omachi.

Se pueden realizar directamente por trasferencia a la siguiente cuenta:
Donaciones a:
Banco:Banca Popolare di Ancona
Sucursal n.287, Osimo sede
Dirección del banco:Piazza del Comune 4 60027 Osimo Italy
A nombre de: Marco Invernizzi
IBAN:IT74B0530837490000000001382
Swift Code: BPAMIT31
Bank Code: BLOPIT22
 

Valoración del Bonsái

Categories: Blog Bonsai Menorca
Comments: 1 Comment
Published on: 1 febrero, 2011

Mi buen amigo Voro me comentó su intención de abrir un post en Bonsai Global donde se pudiera valorar árboles mediante la crítica pública por parte de los foreros.

Al tener ciertas limitaciones de a la hora de publicar que impedían la correcta visualización de lo que quería mostrar, he decidido hacerlo aquí en lugar de el foro.

A mí me parece magnífico exponerse a la crítica pública. Aunque a veces pueda ser doloroso.

El problema es que no estamos acostumbrados, y cuando se juzga un árbol enseguida se va a buscar defectos, obviando todo lo demás.

También veo que no se ha entendido la intención de Voro. No se trata de decidir si un árbol es bueno o no. O si nos gusta éste más que el otro. Se trata de aprender mediante la observación de árboles, tanto buenos como malos.

También estoy en desacuerdo que no se puede juzgar por una fotografía. Todo lo contrario. Nuestra vista a veces nos juega malas pasadas, en cambio una fotografía (bien tomada, y esto sería otro tema…) es muy cruel con los defectos. Implacable. Te muestra el árbol expuesto desde el frente elegido, a la altura correcta. No hay opciones de bajar o subir un poco la vista, ni ninguna otra. Cierto es el comentario habitual; “en vivo mejora mucho”. La subjetividad de la observación hace que nuestra vista se desplace hacia lo más llamativo (que suele coincidir con las virtudes del árbol), descartando lo menos interesante. Simplemente, nuestra vista, engañada por nuestro cerebro, lo hace invisible, mostrándonos imagen distorsionada de la realidad.

Creo sinceramente que lo más adecuado es valorar el árbol en su totalidad. Y valorarlo punto por punto. Una vez “diseccionado”, y enumerados tanto virtudes como defectos, buscar cómo eliminarlos o disimularlos, y cómo (y esta es la diferencia) potenciar las virtudes.

Si esto lo hace más de una persona sobre el mismo árbol, el resultado es espectacular.

Estos son los puntos que valoramos en la escuela:

  • Armonía, uniformidad y coherencia
  • Proporciones
  • Estabilidad visual
  • Carácter
  • Movimiento
  • Volúmenes y espacios negativos
  • Maceta
    • Proporción Árbol/Maceta
      • Altura
      • Tamaño
    • Idoneidad de la Forma
    • Idoneidad del Color
    • Complementos
      • Pata
      • Labio
      • Ornamentos
    • Limpieza de la maceta
  • Coherencia con el Estilo
  • Tronco
    • Conicidad
    • Corteza
  • Nebari
    • Naturalidad del Nebari
    • Raíces
      • Distribución
      • Proporción
  • Ramas
    • Conicidad de las ramas
    • Ramificación
    • Distribución
  • Hojas
    • Proporción de las hojas
    • Color de la vegetación
  • Superficie del suelo
  • Refinamiento
  • Nitidez del perfil
  • Shari y/o Sabamiki
  • Jin
  • Inclinación de Plantado
  • Estado sanitario
  • Alambrado
  • Poda
  • Posición de Plantado

(Esta tabla puede utilizarse desde dentro del programa "Bonsai Manager" para valorar cada árbol de una colección. El programa está disponible en la zona de descargas)

Cada uno de ellos influye en la valoración del árbol, pero hay que ser consciente de que los elementos no tienen el mismo valor para todo el mundo. Ej. Los japoneses valoran mucho lo natural, el Wabi-Sabi. Lo hacen mucho más que nosotros. En cambio en occidente se valora más la espectacularidad (maderas secas, gran tamaño, troncos gruesos….)

Por tanto no se trata de dar un valor concreto a cada punto y sumarlos. De este modo se ha juzgado más de un concurso en España con resultados ciertamente ridículos.

Hay que ser capaces de distinguir entre “valorar” y “juzgar”. Si nos basamos en la tabla de puntuación, sea cual sea, obtendremos el resultado de una instantánea algo subjetiva. Esto no sé si puede ser útil o no. La verdad es que no creo que lo sea para nada. En cambio sí lo es el mero hecho de utilizarlo. Me explico. Ponerse delante de un bonsái propio (mejor si es de una fotografía), y analizar punto por punto, nos hará conscientes del estado del árbol en este momento, y qué aspectos debemos mejorar o, por el contrario, potenciar.

Decía en “El perejil”, que hemos de ver las consideradas como mejores exposiciones tanto nacionales como internacionales, y aprender de ellas mediante la observación de los mejores árboles.

Porqué?, No sería más sencillo aplicar las normas para valorar los árboles?

No

El bonsai es un arte en constante evolución. Hacerlo nos estancaría.

Me han estado mostrando un programa de análisis de webs con el que se analiza la posición que alcanza una página web en los buscadores respecto a una palabra concreta de búsqueda. Como los buscadores no te dicen cual es su sistema para posicionar los resultados de las búsquedas, el programa analiza todos los parámetros de cada web situada entre las diez mejores. Luego compara estos resultados con los de tu propia web. Así consiguen promocionar la posición de una web en concreto, mejorando los puntos donde ésta está por debajo de las demás comparadas. Del mismo modo, nosotros hemos de observar los árboles premiados en estos concursos e intentar averiguar por qué lo han sido.

En algunos de ellos, su mérito es evidente, y coincide plenamente con “las normas”. Pero otros, en cambio, se alejan de la ortodoxia clásica y aún así son premiados. Allí es donde hemos de incidir en nuestro análisis.

Otro aspecto es la formación del observador. Para valorar el tamaño de la acícula de un pino hay que conocer esa especie o variedad en concreto, y las posibilidades y variaciones que ofrece en su cultivo. Por tanto la formación es para mí importantísima a la hora de tomar consciencia de lo que uno observa. Llegó a mis manos un escrito de un aficionado menorquín que confundía la sabina menorquina o sabina negra (Juniperus phoenicea var. turbinata, o Juniperus turbinata), con la sabina fenicia (Juniperus phoenicea), a pesar de que crece en su propia tierra. La ignorancia en estos temas es a veces más importante, ya que nos limita nuestra capacidad de interpretar lo que estamos viendo. La ignorancia sobre temas técnicos, botánicos, y fitopatológicos, evitará que seamos conscientes de la capacidad de crecimiento de una especie concreta, o de sus limitaciones. Decía un buen amigo madrileño, respecto de una corriente que corre actualmente por Centroeuropa y se denomina bonsai “naturalístico”, que estas corrientes que intentan hacer bonsái sin modificaciones sustanciales del material de partida, no son más que el fruto de la ignorancia y de la falta de formación.

Estoy totalmente de acuerdo.

Yamadori en especies de difícil arraigo

Categories: Blog Bonsai Menorca
Tags: ,
Comments: 3 Comments
Published on: 11 enero, 2011

Yamadori en especies de difícil arraigo

Es la explicación de “mi” sistema, y lo vengo usando desde hace más de veinte años con especies de difícil arraigo, o con ejemplares excepcionales que a pesar de su facilidad para arraigar no me arriesgo a perder.
Lo primero es decir que no creo en el efecto de las micorrizas a la hora de enraizar (de hecho, tampoco después). He visto algunas pruebas de laboratorio con ellas, y nada me demuestra sus beneficios en bonsai, y menos en yamadori. Debemos tener en cuenta que sometemos al árbol a un shock, y cualquier infección, sea cual sea el tipo de hongo infectante, solo añade más estrés a la planta.
Yo siempre utilizo productos desinfectantes (fungicidas) cuando trabajo con raíces (transplante o recolección), para prevenir las infecciones más peligrosas de Phytophthora o Phytium, los productos que uso habitualmente eliminarán también las endomicorrizas, sin que ello sea problema alguno.
He sido viverista muchos años, y lo básico a la hora de reproducir plantas (esquejes, injertos, micropopagación por miristemos, etc.) es la higiene.
Debemos considerar al árbol al que le manipulamos las raíces como a un paciente de quirófano, ya que está en situación de grave estrés, lo que le hace más propenso a padecer infecciones.
La única ayuda de origen biológico que considero interesante, proviene de una bacteria que vive en grandes cantidades en el musgo esfagno (y en toda la tierra de superficie), la Agrobacterium rizogenes, que causa una infección tipo tumoral en las heridas de las raíces, provocando la inmediata aparición de capilares útiles. Esta infección es relativa, ya que desaparece al cicatrizar la herida. Esta bacteria se está cultivando aislada para su uso en la propagación “in vitro” de especies de difícil arraigo.
Otra ayuda es el uso de hormonas de enraizamiento como promotores de raíz nueva y de Vitamina B1, como estimulante de las raíces activas (como fuente de Vit.B1 utilizo un producto elaborado a base de aminoácidos, extracto de algas, Vit.B1 y hormonas denominado RizoVit.

De todos modos, algunos de estos productos nos ayudarán a superar el estrés de la recuperación o del transplante, pero lo que es realmente importante es disponer de un buen cepellón lleno de raíces finas que nos garantizará el éxito.

Elementos a utilizar:

  • Musgo esfagno
  • Gránulos absorbentes de agua
  • Herramientas para cavar
  • Una navaja muy afilada (cutter o similar)
  • Hormonas de enraizamiento
  • Desinfectante de suelo tipo “Captan” ,”Previcur”, o “Tachigaren”
  • Plástico negro (bolsa de basura)

Pasos:

1) Primero cortar todas las ramas innecesarias, haciendo previamente esto, el árbol sufrirá menos al recuperarlo.
Proteger los cortes con pasta cicatrizante. No cortar las ramas a ras, dejemos un pequeño tocón que ya será refinado más tarde cuando el árbol esté plenamente establecido en nuestra casa
limpieza del suelolimpieza del suelo

2/3) Eliminar todos los restos de ramas y hojarasca de alrededor del árbol, excavar la tierra de la superficie hasta que aparezcan las raíces principales (nebari)

Corte de ramas

Corte de ramas innecesarias

4) Comencemos a cavar una zanja alrededor del árbol, no demasiado lejos del tronco, y cortamos las raíces que vamos encontrando (este paso puede ser llevado a cabo en dos veces, un año la mitad, y el siguiente el resto).
Destapar nebari

5) Procurar dejar los cortes en las raíces muy limpios, nunca dejar raíces dañadas. Una vez hecho, podemos aplicar hormonas enraizantes a los cortes.
Cubrir la parte exterior de la zanja con el plástico, pero sin tocar las raíces.
cortar raíces

6) Rellenar el espacio entre el plástico y las raíces con una mezcla de esfagno y gránulos absorbentes de agua ya rehidratados (es conveniente dejar los gránulos en agua algunas horas hasta alcanzar su máxima capacidad de absorción). A esta mezcla le añadiremos el desinfectante de suelos (Captan o Tachigaren) y la Vit. B1

Gel retenedor de aguaGel retenedor de aguaGel retenedor de agua
Cubrir con plastico la zanja

7) Doblar el plástico sobrante hacia el tronco de modo que la mezcla de esfagno quede cubierta por el mismo.
Cubrir todo con la tierra excavada, y dejarlo hasta que se vean las nuevas raíces creciendo en el esfagno. Es importante cubrir el plástico para evitar que sea visible y algunos animales lo perforen para llegar a su interior (del mimo modo que lo hacen ratas y algunas aves como cuervos, grajos y gaviotas)
Rellenar con esfagno y tapar

8.) Algunos árboles precisan de tan solo tres meses, pero otros necesitan más de un año. Lo normal es preparar los árboles de un año para otro.
Cubrir con tierra

Si alguna raíz es demasiado gruesa, podéis estrangularla con un alambre (nunca de cobre por su toxicidad en la raíz, preferiblemente de hierro ya que el aluminio es demasiado blando) hasta que penetre en el cambium. Esto hace que la raíz transvase la circulación de agua y nutrientes a las más cercanas, perdiendo su importancia.
Normalmente, en especies difíciles, los cortes en la raíz no producen raicillas, lo que sucede es que las ya existentes en la zona que hemos trabajado, comienzan a crecer rápidamente, hasta que son capaces de dar soporte al árbol.

Normalmente la muerte, o el no enraizamiento, del yamadori se produce por un fenómeno llamado “cavitación”, causado por microscópicas burbujas de aire dentro de los vasos por donde circula el agua. Cuando esto ocurre en un árbol en buen estado, la circulación de los vasos bloqueados pasa a los circundantes, pero en una planta en situación de estrés, queda paralizado el aporte de agua y nutrientes de forma irreversible. Al no llegar agua suficiente, los estomas se cierran, haciendo entonces que toda la planta quede bloqueada.
Para minimizar este riesgo, conviene siempre trabajar las raíces en húmedo, ya sea con un pequeño pulverizador en el caso de coníferas, como dejando los troncos en remojo unas horas en el caso de caducifolios y especies a las que se tala prácticamente toda la raíz (acebuches, alcornoques, etc)
Incluyo dos fotografías de una sabina de más de trescientos años de edad recuperada utilizando este sistema, en la primera se puede ver el ejemplar en el campo, en la segunda dos años más tarde, ya plantado en una maceta de plástico en el momento en que empecé a trabajar la madera. El árbol en ningún momento acusó el transplante y siguió creciendo desde el primer día.
Juniperus foenicea var turbinata

Juniperus foenicea var turbinata

No hay productos mágicos, lo único mágico es nuestro trabajo.

En la sección de "Artículos" se explica el sistema de enraizamiento en bolsa para los “ullastres” y especies parecidas.
En él también se explican los cuidados de los yamadori recién trasplantados, y su tratamiento posterior hasta el total arraigo. Algunos de estos tratamientos son comunes para todas los yamadori, sea cual sea el sistema utilizado.

Saludos,

Antoni Payeras

El perejil

Categories: Blog Bonsai Menorca
Comments: 3 Comments
Published on: 22 diciembre, 2010

El perejil

Hace más o menos un año, recibí un mensaje de un buen amigo malagueño, advirtiéndome de un escrito que me ponía a caldo a mí y a otros dos profesionales, uno español y el otro italiano.

Supongo que el autor lo debió retirar ya que no hubo manera de verlo. De todos modos no hay que darle la importancia que él le dio a este tipo de cosas. Es lo que tiene Internet, paraíso de cobardes donde se puede lanzar la piedra y esconder la mano. De hecho, últimamente parece ser un deporte nacional.

Ya tomé prestada una cita de Carlos Ruiz Zafón en uno de mis escritos, pero la vuelvo a utilizar al revelarse lo acertado que estaba el autor de “La Sombra del Viento”:

“La envidia es la religión de los mediocres. Los reconforta, responde a las inquietudes que los rodean por dentro y, en último término, les pudre el alma y les permite justificar su mezquindad y su codicia hasta creer que son virtudes y que las puertas del cielo sólo se abrirán para los infelices como ellos, que pasan la vida sin dejar más huella que sus traperos intentos de hacer de menos a los demás y de excluir, y a ser posible destruir, a quienes, por el mero hecho de existir y de ser quienes son, ponen en evidencia su pobreza de espíritu, mente y redaños. Bienaventurado aquel al que ladran los cretinos, porque su alma nunca les pertenecerá.” (Carlos Ruiz Zafón).

La ventaja de ir cumpliendo años, es que lo ves todo con otra perspectiva. Ya no hay prisa. Puedo podar todas las ramas de un ullastre con 15años de cultivo para rediseñarlo de nuevo, sin que esto sea un drama. Lo importante ya no es lo que espero yo de los árboles, sino que sea capaz de sacar el máximo potencial de cada uno de ellos, es decir, qué esperan ellos de mí. No importa el tiempo.

La prisa siempre ha sido el enemigo del bonsái. Prisa por aprender. Prisa por exponer. Prisa por concursar………Prisa por poseer……

La perspectiva de la edad y los años en bonsái puede hacerte ver ciertos trastornos de percepción que muchos amantes del bonsái padecen. Esto me lo recordaba mi buen amigo malagueño. Para algunos su árbol es el mejor del mundo. Influenciados por foros autocomplacientes donde se alaba hasta al más insignificante perejil. O por maestros sin escrúpulos que con tal de vender sus servicios, árboles, o lo que sea menester, engañan a sus alumnos animándoles a seguir en esa línea, a sabiendas de su mediocridad.

Esto suele crear una imagen distorsionada del bonsái, tanto de los propios como ajenos.

Es habitual disponer de carísimos juegos de herramientas Masakuni, Makita, Dremel, etc, sin tener siquiera un solo bonsái. Del mismo modo que en este tipo de personas existe la creencia de que el uso de los mismos productos (macetas, abonos, tierras, etc.) que los árboles galardonados, harán de los suyos obras maestras.

Esto es otra cosa, la de empezar la casa por el tejado. La de los que se marcan como objetivo llegar a ser maestros desde el principio, antes de saber siquiera lo que implica el bonsái.

Por tanto perejiles hay de dos clases; El primero, el que compra en un centro comercial un Mallsai creyendo que lo que ha comprado es lo más bonito del mundo y que con pocos retoques y la ayuda de Internet, llegará a rivalizar con árboles japoneses.

El segundo, el que ya se cree dios y considera que sus trabajos han de sentar cátedra sin ser consciente de su mediocridad.

Perejil

Hay una anécdota de unos amigos mallorquines y un maestro italiano en una entrega de premios de Mistral que viene como anillo al dedo, pero que ya contaré en otra ocasión.

¿Cuál es el remedio ante estas alteraciones de la percepción? Simplemente, ver árboles realmente buenos (Kokufu, Sakufu, Ginkgo, Alcobendas…..). Analizarlos. Después analizar los nuestros. Nunca de un modo subjetivo, sino elemento a elemento. Hasta que lleguemos a ser conscientes de la realidad.

Nada es más cruel que una fotografía. Fotografiemos nuestros árboles y busquemos sus puntos débiles. Seamos conscientes de ellos para lograr superarlos. Solo esta percepción de la realidad nos hará mejorar día a día.

Perejiles siempre ha habido. Y siempre habrá. Nunca serán perjudiciales para quien los tenga, ya llegará el momento evolutivo en la forma de ver el bonsái en que quedaran atrás, muchas veces sin que su cultivador se de cuenta. Todos hemos tenido. Pero cuanto más rápido nos demos cuenta de qué es un perejil, más pronto pasaremos a la siguiente etapa evolutiva. De este modo evitaremos el derroche y el ridículo de plantarlo en una carísima Kurama de Carles Vives y llevarlo a una exposición.

 

Antoni Payeras

 

XXV Congreso Europeo de Bonsai y Suiseki Lorca 2009

Categories: Blog Bonsai Menorca
Comments: No Comments
Published on: 22 diciembre, 2010

XXV Congreso Europeo de Bonsai y Suiseki Lorca 2009

Mi impresión personal es que ha sido el mayor acontecimiento de bonsái que jamás se haya celebrado en Europa, por encima incluso de la Ginkgo. Tanto por número de árboles expuestos, como por su calidad.
Por eso quiero felicitar a los organizadores, a Juan Carlos y a Ramón. Ya que sin su empeño este evento nunca podría haberse celebrado, enhorabuena!!!!!
Hemos podido ver muchos árboles premiados tanto en Alcobendas como en Mistral, y el hecho de que en Alcobendas no se pudiera presentar dos años seguidos el mismo árbol, ha permitido verlos juntos por primera vez en este congreso.
Respecto a las demos, los que estuvisteis ya lo conocéis, para el resto decir que la organización nos pidió que llevásemos nuestros propios árboles para la demostración. Esto hizo que los trabajos fueran excelentes. Destacó entre todos Kevin Willson, que trabajó un tejo al que venía cuidando desde hacía 7 años, y al que preparó para que su modelaje fuera un espectáculo y pudiésemos ver el nacimiento de una estrella del bonsái.
De Las demos me gustó mucho el trabajo de Gabi Romero, Sebastián Fernández y Marc Noelanders. Aunque los demás realizaron excelentes trabajos, el hecho de que cada uno traía su propio material, hizo que destacaran los que habían elegido mejor.
Liporace también nos ofreció una pequeña conferencia. Trató sobre lo poco profesionales que éramos los que en lugar de trabajar el árbol en las tres horas que en principio nos pedía la organización, lo hicimos en más tiempo. Los que tardamos más, lo hicimos porque la organización nos ofreció la posibilidad de extender el trabajo de medio día a un día entero. Tanto a mí como a los demás nos pareció bien, ya que podíamos dedicar más tiempo al detalle. La reprimenda vino porque solo cobrábamos por las tres horas, y consideraba que si teníamos que estar más tiempo debíamos cobrar más.
Sinceramente, si en vez de dedicar el tiempo en aleccionarnos cómo debemos cobrar o trabajar lo hubiese dedicado a su árbol, posiblemente hubiera obtenido mejor resultado del que obtuvo, ya que tres horas no dan para más.
El hecho de que hubiese tantos demostradores, posiblemente restó protagonismo al maestro japonés, que a pesar de ser siempre muy didáctico, en esta ocasión no pudo mostrarnos todo lo que él es capaz. Hubo un problema con el árbol que le tenían preparado para la demostración. Era una sabina magnífica, pero su estado era deplorable, estaba casi muerta. Por lo que el maestro declinó trabajarla, ya que hubiese significado su destrucción.
Fue un hecho lamentable, ya que cualquiera de los profesionales presentes hubiese traído gustosamente un árbol adecuado para la demostración y de este modo, sacar todo el provecho a un excelente maestro y artista como es Kawabe.

Sobre el concurso de nuevos talentos europeos, decir que ganó el más votado, y que evidentemente no fue el mejor. El sistema de votación por países, hace que se vote por afinidad y proximidad, con lo que España siempre estará en desventaja, ya que tenemos pocos vecinos.
Procurando ser objetivo, creo que el trabajo del representante español fue el mejor de todos, tanto técnicamente como en originalidad artística. Se atrevió con un diseño que rompía un poco con los demás y le salió bien. Lamento que no fuera premiado.

Un momento emotivo para mí fue la entrega a Luis Vallejo de una placa conmemorativa en nombre del bonsái español por su trabajo. Estas fueron mis palabras:

“Con motivo de la concesión de la Orden del Sol Naciente con distintivo de oro y plata a Luis Vallejo por la embajada de Japón en España, la organización de este congreso pensó hacerle un reconocimiento público.
Cuando Juan Carlos me pidió que fuera yo quien lo hiciera, mi respuesta fue que sería un honor.
Luís es el español que más éxitos ha recolectado a lo largo de su carrera. No es mi intención enumerarlos, todos los conocéis bien.
Este no es un reconocimiento institucional del bonsái, sino un reconocimiento de todos los que formamos el mundo del bonsái en España, profesionales, aficionados, asociaciones………. En definitiva de todos los que estamos aquí.
Y en su nombre y el mío te damos las gracias por todo lo que nos has dado. Y animarte a que sigas siendo así.
Tu búsqueda de la excelencia, y tu afán de mejora continua, probablemente nos ha traído hasta aquí, al mejor congreso jamás celebrado en Europa.
Así que muy a pesar tuyo, eres uno de los responsables del nivel alcanzado en España
Hacerle un homenaje a un pionero no sería adecuado, pero sí a quién gracias a su empuje e iniciativas nos ha abierto el camino a los demás sin esperar nada a cambio.
En nombre de todos,

Gracias Luis

«page 1 of 2
Welcome , today is martes, 12 diciembre, 2017